Aquellos besos… – Puras Vagancias

Tus besos. Esos momentos en los que todo parecía silenciarse y todo mi mundo se reducía a tus labios y, en esgundo plano, a tu espalda mientras mis brazos te rodeaban.

Es cierto que fuiste algo que yo no esperaba. Es cierto que no estás ni cerca de ser la mujer de mis sueños. Y también es muy cierto que tu y yo no seremos uno para el otro; que tu mundo y el mío no se compaginarían de ninguna manera.

Pero tus besos… Siempre tus besos. Tu boca en la mía, en momentos de pasión, de ternura, en donde no existían más que nuestras almas tratando fallidamente de conectarse mientras nuestros labios se sellaban en medio de las delicias de un juego peligroso.

Esos juegos de caza, en donde yo me presto y huyo, según el momento, en medio de la estática y las interferencias. Tormentas solares que ciegan y que desvanecen percepciones.

Tus besos trascendieron en aquel romance en donde hacer el amor era un libreto cuyos parlamentos nunca nos aprendimos, una obra que prosiguió con escenas rotas en las improvisaciones. Esferas erráticas que colisionaban imperfectamente ante nosotros.

Tus besos. Sólo tus besos. No habría más, y nunca hubo más.

Eddie López

Aquellos besos… – Puras Vagancias.

vía Aquellos besos… – Puras Vagancias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: