Parque Agua Azul

Don Miguel Hidalgo

Efigie de don Miguel Hidalgo Y Costilla, prócer de la independencia de México.

El sábado 17 de octubre hubo un photowalk más, organizado por Descubre Centro GDL. En esta ocasión tocó el Parque Agua Azul, quizá el parque público con más historia en la ciudad.

La efigie del cura Hidalgo se encuentra justo a la entrada.

Finalmente, hay qué recalcar que este parque padece de una falta de mantenimiento que está deterirando sus estructuras, especialmente en la Calzada de los Músicos y la Concha Acústica. Además, aquellos prados en donde los miembros de familias enteras pasaban los domingos acostados y sin zapatos, ya son sólo muladares llenos de bolsas con basura y hierba crecida.

La descrpición del parque dada por Wikipedia es la siguiente:

Este es un parque público de Guadalajara, estado de Jalisco, en México.

Construido entre 1946 y 1952, inicialmente era un lugar de recreo para las familias tapatías, a las cuales se les permitía pasear en carruajes o montados a caballo por sus calles interiores o disfrutar de un paseo en lancha. Posteriormente se transformó en parque Zoológico y, también durante muchos años, fue anfitrión de las Fiestas de Octubre. A partir de 1992 se reinauguró como Centro de Cultura Ambiental.

En la actualidad cuenta con una superficie de 168.500 metros cuadrados, con amplios y cuidados jardines; dentro de éstos se distribuyen 1.465 árboles de diferentes especies, brindando un paisaje acogedor, invitando a pasar un día de campo bajo la sombra de alguno de ellos.

Al ingresar al parque se observa una gran esfera de aluminio que corresponde al mariposario, llamado “La Casa de las Mariposas”; y a través de un túnel se puede ingresar, para apreciar en toda su majestuosidad las diferentes mariposas que allí se mantienen y que corresponden a las que habitan en la región. Del mismo modo, el aviario y las jaulas individuales están acondicionadas al hábitat natural de las aves que albergan, para que el público pueda gozar de su singular belleza.

Por otra parte, se puede encontrar la Concha Acústica, el Jardín del Arte y la Calzada de los Músicos.

Además, y con el propósito de proteger las especies de México en peligro de extinción, se tiene una clínica de reproducción que funciona de manera exitosa. Existe también un orquidario de forma piramidal, en donde se exhiben los ejemplares más exóticos que podamos encontrar de orquídeas de la región; y el cual cuenta con un clima tropical-húmedo controlado durante todo el tiempo. Año con año se realizan exposiciones durante los meses de marzo y octubre, en las que participan las asociaciones de orquideología de todo el país.

Por mitades

Mitad hombre, mitad naturaleza

Mitad naranjo, mitad casona. De los hermosos entornos que se pueden encontrar en la C. Independencia, en San Padro Tlaquepaque.

Hombre Gallo

El Hombre Gallo

//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Una de las esculturas del artista jalisciense Sergio Bustamante, en las afueras de su galería, sobre la calle Independencia, en el centro de San Pedro Tlaquepaque.

Sus esculturas están inspiradas en los tradicionales alebrijes, que son figuras surrealistas creadas en los años 30, y que se han convertido en figuras tradicionales en la Ciudad de México y en el estado de Oaxaca.

Chiles

Chiles

//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Chiles secos en el mercado Alcalde.

Otro de los rincones llenos de historia que ofrece el Barrio del Santuario, se encuentra en el cruce de las calles Liceo y Herrera y Cairo; el Mercado Alcalde.
Desde sus inicios en el siglo XVIII, el Mercado, también llamado Mercado de los Toros -en este espacio anteriormente existía la plaza de toros “la colorada”-, se conviertió en el lugar de comercio alterno al Mercado de Mexicaltzingo.

Los pobladores del norte de la ciudad acudían a la vendimia de cereales, frutas y animales traídos desde el Norte de Jalisco. Para 1880 fue remodelado a un jacalón de láminas de zinc y debido a la afluencia continua de arrieros y el consumo tapatío su reorganización fue obligada.

Rodeado de mesones donde pasaban la noche comerciantes de provincia, el mercado fue identificándose por la venta de lozas, flores, cereales y las primeras fondas de comida mexicana.

En la actualidad el mercado destaca por su extenso surtido en frutas y verdura en la planta baja, mientras que en el segundo piso se encuentran platillos típicos de la ciudad, como el menudo y la birria de chivo. Sobre este último platillo netamente tapatío, se sabe que su receta nace en las jornadas de los arrieros y ganaderos en el sur de Jalisco durante el siglo XVIII.

Al transcurrir varios días en el campo, el chivo era un animal resistente y su carne, aunque fuera delgada, era apreciada por su sabor, por lo quera cocinada en un pozo y con especias locales. Hoy, la birria es un uno de los platillos principales de la gastronomía tapatía.

Fuente de la información: Descubre Centro GDL.

San Diego de Alcalá

Templo de San Diego de Alcalá

//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Construido en la segunda década del siglo XVIII (comenzó a construirse en 1730) como templo anexo al Colegio de Niñas de San Diego; su fachada principal es sencilla y elegante, toda de cantera. La portada ostenta pares de columnas estriadas dóricas, rematadas por perillones y un frontón roto, donde estuvo el escudo español. Dos gruesos contrafuertes cuadrangulares flanquean esta portada, sobre la cual remata una espadaña de dos cuerpos. La fachada lateral es semejante, con torrecillas sobre la cornisa y gárgolas ornamentales. El interior es austero, con bóvedas de tezontle y nervaduras de cantera, pilastras y arcos estriados; con cuatro altares neoclásicos, su altar mayor es moderno y sobre el ábside solo existe una cruz. Anexo al templo se encuentra el Ex-Colegio de Niñas, con patio central, corredores en dos plantas con arcos de medio punto sobre columnas corintias de cantera.

Fuente de la información: Vive Guadalajara

Convento de Santa Mónica

Patio central del cuartel colorado

//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Detalle del patio central del antiguo convento de las monjas agustinas de Santa Mónica. Escasas personas en Guadalajara conocen otro nombre que la “Quinceava Zona Militar”, para llamar al edificio que se ubica en la calle Zaragoza, entre Reforma y San Felipe, pero salvo historiadores y arquitectos, son muchos menos quienes saben el origen de este excepcional edificio histórico de nuestra ciudad, que se levantó entre 1891 y 1902 para ser convento de las monjas agustinas de Santa Mónica.

El edificio logra combinar estilos tan apartados como el neoclásico con el morisco, presente en ventanas y pasillos; art noveau y barroco en las ornamentaciones; renacentista en la distribución de las plantas y los alzados. Quizá la mejor parte del edificio, sea su biblioteca. Alguna vez considerada la más rica de la ciudad, los seminaristas fueron coleccionando con el tiempo una vasta variedad de libros, que sumaron 15,000 títulos. En general, es de admirarse el estado de conservación en el que se encuentra el edificio, consecuencia tal vez de su uso a través de sus 110 años de historia.

Fuentes de la información: El Informador, Revisiones de Guadalajara.

Desorden

Pájaro de Fuego

//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

El Pájaro de Fuego. Esta escultura monumental es obra del artista Matthias Göritz, con la colaboración del arquitecto Luis Barragán Morfín. Su propósito era funcionar como monolito de bienvenida a la colonia Arcos Sur. Se elaboró en 1957 y es la representación abstracta de un ave que expande sus alas hacia el vuelo.

Hace poco supe de la existencia del concepto de “desorden” en la fotografía. Y esa evidentemente refleja un poco del caos urbano y de la decadencia de la sociedad tapatía.

A %d blogueros les gusta esto: